Cheste revive sus tradiciones en el acto de la Pisá de la Uva
10/10/2018

Coincidiendo con Día de la Comunidad Valenciana, ayer, 9 de octubre, Cheste celebró el concurso de calles engalanadas y la tradicional Pisá de la Uva, uno de los actos más emblemáticos de las fiestas de la Vendimia que, en esta edición, contó con una muestra de bailes folclóricos chestanos.

 

 

Como cada año, la jornada arrancó con un pasacalle en el que los chicos y chicas de la Vendimia, acompañados por la Banda La Lira, visitaron las cinco calles que participaron en el concurso: Colón, Rey Don Jaime, Calderón, Pizarro y San Cristóbal. Al finalizar el recorrido, los vecinos y vecinas de Cheste se dieron cita en la plaza Doctor Cajal para conocer el fallo del jurado y celebrar el acto de la Pisá de la Uva. “Desde el Ayuntamiento agradecemos la participación de los vecinos y vecinas que se han esforzado para adornar sus calles y la de las personas que han sido jurado”, apuntaba Carmen Delgado, concejala de Fiestas.

 

Calles premiadas

La calle Pizarro, adornada por la Falla de la Alegría, fue la ganadora del concurso, con una dotación de 400 euros. Le siguió, en el segundo puesto y con un premio de 300 euros, la calle Rey Don Jaime, decorada con productos de la tierra y donde un grupo de bolilleras estaba tejiendo sus encajes. El tercer lugar, con un premio de 200 euros, lo ocupó la calle Colón, que presentaba un diseño con motivos orientales; y el cuarto premio fue para la calle Calderón, ambientada en el circo. Por su parte, los chicos y chicas de la Prevendimia, encargados de decorar la calle San Cristobal convirtiéndola en una de las pantallas del famoso videojuego de ‘Super Mario Bros’, recibieron el premio de participación, dotado de 200 euros.

 

 

Recuperación del folclore popular chestano

Tras la entrega de premios y antes de comenzar con la Pisá, tuvo lugar una muestra de folclore popular chestano, a cargo del Grupo de Danzas de Cheste, bajo la dirección de Nacho Rodrigo, con voces de las corales locales San Lucas y Cantábile y las voces y guitarras de Chelo Sánchez, Ana Pilar Rives, Mari Carmen Palomino y Paz Casadó. Además, les acompañó la Rondalla del Piló de Burjassot, dirigida por Mario Muriana.

 

 

“Hoy es un día que evoca nuestras raíces, pero también nuestro futuro y a nuestros agricultores, a su arduo trabajo durante todo el año. Hoy representamos alegóricamente el final de un ciclo: cuando, una vez recogida la uva, se pisaba, se metía en prensas manuales, en barricas de madera, etcétera. Y qué mejor que un día como este para recuperar más tradiciones”, declaraba el alcalde de Cheste, José Morell. “Por eso hoy asistimos a la recuperación de nuestras danzas, de nuestra tradición y de la música popular de Cheste, que con el tiempo han estado a punto de olvidarse. Quiero reconocer la voluntad de las personas que en este pueblo no han querido que eso ocurra: integrantes de las corales Cantábile y San Lucas y del Grupo de Danzas de Cheste. También quiero agradecer a Rosa Alemany y Maruja Fortea que hayan aportado sus recuerdos para que esto sea posible, porque han asesorado al grupo de danza para que se representaran los bailes tal y como ellas lo hicieron en su día. Además, agradecer a la concejalía de Cultura que haya cedido la indumentaria, confeccionada por la diseñadora chestana Zurh”.

 

 

Así, ante una plaza repleta de gente, el Grupo de Danzas interpretó el Villancico de Cheste, la Jota de Cheste y la Danza del Ramo.

 

Pisá de la Uva

Finalmente, los chicos y chicas de la Vendimia 2018 fueron llamados al escenario para depositar las uvas de sus cestas en una prensa antigua y proceder al acto de la Pisá, que llevaron a cabo los niños Leo García Mirasol y Leo Martínez Cortés. “Este es un acto muy especial, porque se recuerda la tradición del cultivo de la viña y la fabricación de vino que tan importante es en este pueblo”, apuntaba Delgado.

 

 

 

Acto seguido, la reina de esta XLV Fiesta de la Vendimia, Eva Pérez Vidal y su acompañante, Noel Marín Fortea, recogieron el primer mosto para ofrecerlo después al patrón de Cheste, San Lucas Evangelista. Para cerrar el acto, la Cooperativa Cheste Agraria y el Ayuntamiento de Cheste ofrecieron una degustación de vinos locales y un aperitivo. Por la tarde, el teatro Liceo acogió un espectáculo de “bailables”, a cargo de la Banda Juvenil La Lira de Cheste y con la colaboración de cantantes locales.

 

 

Fotografía "Bailables": Mar Sánchez

 

Danzas de Cheste

El Villancico de Cheste fue compuesto por el maestro Enrique Ortí con motivo de un concurso de Villancicos y Danzas de la Sección Femenina, donde obtuvo el primer premio. Dentro del proyecto de recuperación del folclore de Cheste ha sido la primera pieza en representarse y ya se interpretó frente a la fachada de la Iglesia San Lucas Evangelista en la pasada Navidad.

 

Según cuentan las personas más longevas de la localidad, la Jota de Cheste se bailaba los domingos. Nutridas cuadrillas de mozos y mozas organizaban en las eras y en sus propias casas este baile, siendo la principal diversión tanto para jóvenes como para mayores en bodas y bautizos.

 

En cuanto a los orígenes de la Danza del Ramo, se desconoce su antigüedad; las personas mayores de Cheste afirman que ya lo aprendieron de sus abuelos. Este baile se realizaba el día de la fiesta de la Cruz de Mayo, cuando los clavarios bendecían los ramos que se repartían para hacer la primera recolecta para las fiestas de la Virgen de la Soledad. La danza se bailaba en presencia de la primera autoridad de Cheste, el alcalde, a quien se le entregaba el primer ramo a cambio de su aportación económica. Después, se repartían ramos entre el resto de las autoridades, novias y personas que querían colaborar con su aportación para la fiesta de la patrona.

Lu Ma Mi Ju Vi Do
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 

Formulario de búsqueda