El Ayuntamiento

Ayuntamiento

El ayuntamiento es, por definición, el lugar donde se rige y se gobierna la población. Desde su salones se observa el presente del pueblo y se construye su futuro. No obstante en el caso de Cheste, el ayuntamiento es, además, un edificio que respira historia por todos sus muros.

Ubicado en la Plaza del doctor Cajal, el ayuntamiento de Cheste posee una arquitectura de líneas rectas, poco dinámica y bastante sobria. Rasgos elegidos conscientemente con el fin de conseguir plasmar lo mejor posible una arquitectura del poder, de la estabilidad y de la pervivencia.
 

Características

Las características del edificio

El edificio se configura en dos cuerpos horizontales que quedan achaflanados en las esquinas. Se optó por disponer los vanos simétricamente, con grandes ventanales rematados en arco rebajado

Sus características hacen que el edificio transmita a todos la idea de lo sólido, lo atemporal, lo inamovible. En definitiva, la idea del poder que reside tras esos muros y que mueve los hilos de la vida local.

El edificio se configura en dos cuerpos horizontales que quedan achaflanados en las esquinas. Se optó por disponer los vanos simétricamente, con grandes ventanales rematados en arco rebajado; los del nivel inferior acogen en su centro una especie de ménsula metamorfoseada que responde a la idea de otorgarle un aspecto estilizado, toda vez que guardaba cierta relación con el motivo central del arco de acceso: el escudo de Cheste.

El segundo nivel dispone de balcones de hierro, curvos en los chaflanes y rectos en el frontal. El edificio se corona con un peto liso interrumpido por pequeños frontones triangulares y cuerpos que sobresalen en altura en las esquinas y en el centro. El cuerpo que señala el eje del edificio alberga el reloj flanqueado por pilastras jónicas de fuste estriado y se remata con frontón triangular guardando relación con los que aparecen sistemáticamente sobre el recorrido del peto.

Perfectamente simétrico, solo la fuente adosada a su parte izquierda rompe la ilsuión de continuidad.

La imagen que ofrece transmite a todos la idea de lo sólido, lo atemporal, lo inamovible. En definitiva, la idea del poder que reside tras esos muros y que mueve los hilos de la vida local.

El terreno donde se levanta el edificio tiene para sí el flanco completo de una manzana y parte de los flancos laterales. La distribución interior se realizó con arreglo a las necesidades de esos momentos y ha ido cambiando a lo largo del siglo XX mediante diferentes reformas de acondicionamiento. La configuración externa, sin embargo, ha variado poco, y podemos apreciar en la actualidad prácticamente la misma obra que en su origen.

Historia

Historia

Las primeras noticias documentadas acerca del lugar donde se ubicaba la Casa Consistorial nos trasladan a 1737, a una casa de la calle San Vicente. Debemos entender que esta construcción sería una más entre todas, nada significativo haría destacar el edificio del ayuntamiento sobre el resto de viviendas por lo que respecta al apartado arquitectónico; sin embargo, su función era determinante para entender que ese edificio era algo diferente.

No obstante, hemos de considerar también la información proporcionada por Arnau y Tarín que nos remite a través de un plano dibujado por él, para los siglos XIII al XV, a la plaza del Lugar Viejo. Allí, en un edificio actualmente derruido, tenía su sede el ayuntamiento, según dicha información gráfica.

Tal vez fuese a finales del siglo XVIII cuando se trasladase el ayuntamiento desde la calle de San Vicente a la plaza del Llano a la búsqueda de una edificación más amplia que le proporcionase mayor espacio. En la década de los setenta se trazó dicha plaza, y en ella se celebró el mercado a partir de entonces y hasta 1927. Dos elementos muy significativos y relevantes que nos obligan a pensar en la presencia de la Casa Consistorial no lejos de allí. Si no estaba ubicada con anterioridad a 1770, no creemos que se demorase por mucho tiempo su traslado dado que la plaza del Llano se había convertido en punto neurálgico del pueblo.

En el siglo XIX, el ayuntamiento situado en la plaza del Llano era sin duda un edificio que gozaba de una mayor amplitud que el anterior, aunque no recibió el tratamiento que luego recaería sobre el actual. No obstante, su ubicación privilegiada y sus dimensiones,
hicieron de él un símbolo para todos los vecinos.

En 1903, según el cronista oficial Arnau y Tarín, el edificio amenazaba ruina y comenzó a derribarse. Dos años más tarde se inauguró el actual ayuntamiento

Se construyó con arreglo a las pautas arquitectónicas imperantes en la época. Se optó por una fórmula más recatada, menos espectacular, pero que al fin le confería al edificio una sobriedad y una elegancia acordes con el mensaje que se quería transmitir.

Se escogió una arquitectura de líneas rectas, poco dinámica y bastante sobria. Rasgos elegidos conscientemente con el fin de conseguir plasmar lo mejor posible una arquitectura del poder, de la estabilidad y de la pervivencia.

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 

Formulario de búsqueda